Tomates verdes fritos

jueves, 26 de junio de 2008


Hoy se ha mirado al espejo buscando la niña que fue en otro tiempo, la niña silenciosa que no jugaba en los recreos, la que suspendía en clase de educación física porque nunca consiguió saltar el potro. Esa niña con los dientes de metal, obesa y simplona, que no sabía qué contestar cuando alguien la ponía en evidencia en clase. Aquella niña, cuarenta y tres años después, se mira en el espejo de un cuarto de baño del piso que comparte con otras dos mujeres, tratando de descubrir qué hizo con su vida.

Una última mirada a la mujer que es, “un adiós para siempre” y un deseo de aniquilación de todo lo que ve en su espejo de madrastra de Blancanieves…
Mientras se corta cada uno de los mechones del pelo que siempre detestó, susurra:

- Vas a morir canalla, por la puta vida que me has dado…

En otra habitación lejana grita la voz oscura y tormentosa de la mujer que la marcó para siempre, el enemigo íntimo dentro de las propias huestes, ahora transformado en una anciana decrépita, con las fuerzas suficientes para seguir humillándola las veces que sean necesarias para convertir en polvo la escasa autoestima que aún conserva.

- ¿Dónde te has metido hija de Satanás? Si no estuviese inválida te ibas a enterar de quién es tu madre…¿Has hecho ya la comida?¿A qué esperas para cambiarme las sábanas?....¿A que me pudra en este cuchitriiiiil? Desgraciada…¿dónde te has metido? Eres como tu padre…igualita a él de inútil y de zafia…

Hoy, por primera vez, la mujer de cuarenta y tres años ha visto en el espejo a la niña de los braques en los dientes y ha decidido que ha llegado la hora de vengar su memoria…
Ayer estuvo viendo “Tomates verdes fritos “ y hoy, convertida en una improvisada Kathy Bates, ha decidido dejar de ocultar sus ojos tras un pelo pajizo y desvitalizado, que se mutila de manera compulsiva…Arroja los mechones al retrete, deshaciéndose, cada vez que tira de la cadena, de un trozo de su amargada vida...
Mientras, el ser que ella engendró convertida en cruel adolescente que la culpa del abandono de su padre, aporrea la puerta:

- Vamos, sal ya, que tengo que irme y llego tarde…¿qué estás haciendo tanto tiempo ahí?

La Kathy Bates improvisada no tiene prisa, corta cada mechón y lo deja caer lentamente. Después de la mutilación capilar, que le ha dejado la cabeza más despejada y las ideas más claras, se ha pintado un mechón en un tono fucsia que queda muy lejano de su discreción habitual…la niña de los braques ha muerto y se ha deslizado por el desagüe. Un final digno para un puñado de malos recuerdos.

Su obra ha concluido y ella la contempla con orgullo en el espejo. La metamorfosis se ha producido. Sin decir nada, como una espía de thriller americano, camuflada tras una gabardina y unas gafas oscuras, la mujer del mechón fucsia -que luce como signo de rebeldía y símbolo de guerra declarada abiertamente a su pasado- cierra la puerta detrás de sí para emprender su nueva vida.

La Dama


1 Gotas de Lluvia sobre mi Paraguas Rojo:

Dr. Zivago dijo...

Es una auténtica gozada entrar en tu blog, dejarse llevar por la música y leerte. Dama: me encantas.

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada