Pesadilla

domingo, 24 de agosto de 2008



Una nueva etapa se termina, como siempre, en agosto. El año nuevo empieza en septiembre. La vuelta al mundo real después del período de amnesia buscado. Borramos de la memoria los malos recuerdos y hacemos propósitos para el nuevo año escolar. El niño que nos habita dentro sigue imperando en nuestros pasos, sigue dirigiendo nuestras emociones, nuestras rutinas. Nuestros sueños malogrados o hechos realidad dependen de ese niño tirano-amigo invisible con el que llevamos toda la vida. Dejamos hace tiempo de parecernos físicamente a él, sin embargo los ojos delatan su presencia en el espejo que nos refleja por las mañanas.
- "Sé que te ocultas ahí, no te escondas. Te veo, siempre estás detrás de todas los escaparates de la calle y siento como el rubor que coloreaba tus mejillas inocentes antaño, sigue poniéndote en evidencia delante de la gente cuando algo hace saltar tu alarma de control sobre todas las cosas. Sigues ruborizándote ante nimiedades que hacen desequilibrar por un instante el control mental que has conseguido con los años. Sigues pareciendo frágil, pero sólo en esos instantes en los que te dejas llevar por la vorágine de las cosas que te rodean."
Entonces, haces un viaje en el tiempo, y te encuentras sentada en aquel pupitre de madera, como en una pesadilla, el día que todas las miradas asesinas de tus compañeras de clase te apuntan y tú no has estudiado la noche anterior la lección, porque has invertido todo tu tiempo en soñar cómo serías si tu condición humana no fuera tal, sino la de una mariposa con las alas plateadas. La niña-inquisitiva que llevas dentro te amenaza con chivarse de todo a la profesora y entonces notas que el corazón entra en una espiral de taquicardias sin retorno, y que las manos te sudan, y deseas matar a esa niña delatora que tiene el rostro que recuerdas de tus fotos infantiles pero que es tu lado oscuro, el que siempre ha dominado tus bajas pasiones. Es la misma que echó de tu lado a Amor nº 4 porque no aguantaba el sonido de su repiqueteo en las mesas y sus pausas interminables al hablar; es la misma que intentó destrozarle el corazón a Amor nº 10 en venganza por sus abandonos y la que echó de tu vida a Amor nº 13 porque no soportaba su vanidad. Ella siempre ha hecho los trabajos sucios con los que tú no has querido ensuciarte las manos. Ahora ha vuelto para reclamar el alma que le prometiste.
La taquicardia no te deja apenas respirar, el sudor recorre tu espalda y notas cómo se ha abierto una falla debajo de tus pies por la que empiezas a caer en picado. Tratas de gritar pero nadie te oye… intentas correr pero tus piernas no responden… caes, caes, caes muy deprisa…
Y entonces te despiertas como si hubieras corrido los cien metros lisos en una final olímpica. Hoy, tú le has ganado la carrera a ella.

(La Dama)

2 Gotas de Lluvia sobre mi Paraguas Rojo:

sobalange on domingo, 24 de agosto de 2008, 16:40:00 CEST dijo...

teu blog é um dos mais lindos que já li.....
beijosssss

Jupo on lunes, 25 de agosto de 2008, 6:07:00 CEST dijo...

Leer tu blog es una flor para mi cerebro.

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada