Un tsunami en el mundo de Oz

lunes, 9 de febrero de 2009



La historia se repite. Me cansa caminar en círculos concéntricos. Esta vida es un charco donde cae una gota de agua cada cierto tiempo que crea un pequeño tsunami emocional…

La gota de agua es conocida y por mucho que creas estar preparada para enfrentarte a ella , siempre te coge por sorpresa, con las defensas en el "taller de reparaciones urgentes para escudos deteriorados por el uso". Como una gripe, no te mata del todo, pero te humilla, y hace que te estrelles de bruces con esa realidad de la que te habías olvidado hace algún tiempo, desde que vives en la casita de chocolate de Hansel y Gretel.

Me cansa caminar en círculos, concéntricos o viciosos, que para el caso....

Se forma una gran espiral en mi microcosmos y acabo siendo Dorothy en el tornado que la lleva a buscar sin desearlo al Mago de Oz. ¡¡¡Odio los tornados!!! No quiero salir de Kansas para buscarle el corazón a un hombre de hojalata, el valor a un león cobarde y la inteligencia a un espantapájaros bobalicón…No soy una Dorothy abnegada. Ya no. Se me acabaron los altruismos en un lugar de este camino de baldosas amarillas. Soy una Dorothy que cumple con la ley, que paga sus impuestos, que no se mete con nadie, que no quema papeleras, ni hace graffitis en la calle y que trata de vivir pacíficamente en su pequeña cabaña rural una vida convencional sin grandes aventuras…

Pero….ohhhh….el mundo necesita sus dorothys y como andan escasos, echan mano de las veteranas retiradas de los cuentos de hadas como yo.

De manera que estoy de nuevo dentro del tornado buscando corazones, cerebros y valores para desconocidos…y así me va…El Hombre de hojalata no es que no tenga corazón, en realidad es que lo regala cada vez que se enamora. Hace unos días ha recibido su décimo desengaño amoroso y ya no quiere cualquier corazón, nooo… él quiere un corazón sin remiendos, uno que no haya sufrido nada, nada…como si fuera tan fácil encontrar uno así; el León, que es una rata de alcantarilla atrapada en el cuerpo de un felino africano, quiere ser caballero andante y luchar contra todos los molinos de viento del mundo…ingenuo…y el Hombre de paja desea ser premio Nobel de física…y no tiene ni el graduado escolar. Y para colmo se ofenden y dicen que no sirvo para encontrar lo que buscan…agghhh.

No sé donde tengo que ir para dimitir de mi puesto de Dorothy…

¿Dónde se habrá metido ese maldito Mago de las narices? Y…¿por qué tengo que hacer yo su trabajo?

(La Dama)

4 Gotas de Lluvia sobre mi Paraguas Rojo:

Maruja ¿Convencida? dijo...

Te comprendo perfectamente. A mí me pasa lo mismo para llegar a fin de mes. Todo el mundo espera que haga milagros con el dinero para llevar una casa con tres niños, un perro y dos canarios.

A veces me dan ganas de dimitir de mi papel de madre, ama de casa y curranta por horas.¿Dónde hay que firmar?

Besos.

Una que se solidariza contigo.

Blas de Lezo on lunes, 9 de febrero de 2009, 22:58:00 CET dijo...

No lo busques, no debe haber mago.

¡Puf! El tornado lo llevas en medio de todo ese razonar lúcido y sin mácula que desdore tanta razón.

En fin, que me has dejado sin palabras. Desde luego a esos tres que parecen mas el trio calavera pero sin tuétano vale mas que los dejes con sus misteriosos problemas sin aparente solución.

Un beso y abrígate que cada ola de ese calibre daja a uno al pasar húmedo y hace mucho viento.

Blas

La Dama de Abril on martes, 10 de febrero de 2009, 18:16:00 CET dijo...

Hola Maruja.
Desde luego nadie mejor que tú puede entenderme.
Admiro a las amas de casa que tenéis tantas responsabilidades y hacéis malabarismos para llegar a fin de mes.
Cuando me entere de dónde hay que firmar para renunciar a nuestras vidas te informaré.

Un beso.

La Dama de Abril on martes, 10 de febrero de 2009, 18:20:00 CET dijo...

Hola Blas.
Me ha encantado lo de "el trío calavera pero sin tuétano"...eres único.
En realidad esto de intentar arreglarle la vida a los demás es una fijación que tengo...No quiero involucrarme en la vida de otros, pero no tengo remedio. No es mi condición quedarme sentada en el banquillo de brazos cruzados, viendo a otros cómo juegan el partido. Las dorothys modernas somos así...Aunque a veces no puedes hacer otra cosa que dejarte llevar por el tsunami.

Un beso.

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada