Rabillos de pasas para la memoria

sábado, 20 de diciembre de 2008



Lo he decidido. Voy a empezar a escribir de nuevo. Me encuentro en esa fase en la que escribir -léase hacer limpieza en mi trastero sentimental y airear mi vida- resulta terapéutico. Presiento que voy cerrando etapas y he de estar preparada para lo que se avecina, que no es poco. Estoy triste a ratos, pero en esta suerte de distimia, consigo llevar una vida moderadamente normal –nunca he sabido muy bien qué es eso que llaman“normalidad”-.

Al igual que al comienzo de mi primer blog, creo que escribir va a curarme… un poco.

Ayer me llamó Amor nº 12. Fue una sorpresa. Aunque seguimos manteniendo una buena relación, no hablamos a menudo. Me llamó para felicitarme la Navidad y de paso para invitarme a salir con viejos amigos. Amigos suyos que entraron en mi vida gracias a él y a nuestra afición por el baile. Amor nº 12 me ha animado a hacer cosas que no hacía y le he prometido que voy a volver a verlos a todos y a bailar un día con él. Me ha hecho una pregunta..."¿ya no escribes?". Y me ha dicho: "me gustaba leerte..." y eso me ha dejado pensativa...

Hace dos días celebramos la comida de empresa. Desde hace tres años me he convertido en la reportera gráfica oficiosa de la fiesta. Un compañero me hizo un comentario entrañable. Dijo que mi cámara capta "imágenes muy humanas". Y eso es precisamente lo que pretendo. Suelo fotografiar a la gente cuando está en actitud divertida o cariñosa y eso es algo que dura segundos en este mundo donde el saber estar es tan importante. Todos en algún momento bajan –bajamos- la guardia y ahí estoy yo, cámara en ristre, captando la parte más humana de las cosas.

Así, esta vez capturé: las lágrimas de Pepín en su último almuerzo navideño –este año se jubila-; la actitud entre Lula y Olivia, cosas de jefas –si la indiferencia matase…-; la mirada simplona y limpia de Sierra; la foto de las "chicas-Cere”, entre las cuales me incluyo, digna del Calendario Pirelli; la foto de los amigos para siempre: Juanito y Carlos; la minifalda de Carla, los tacones de aguja de Maca, la sonrisa de Cuca, los abrazos de Alma, que este año anda huérfana desde que Pepe nos dejara sin previo aviso en primavera… y las fotos de los ausentes, que siempre tendrán su lugar...
Una vez a solas, pongo orden a lo que ha captado el ojo de la cámara. Añado mi toque personal y ¡et voilà!…un documento más para la Historia.

Después hago balance y veo los cambios de un año a otro. Y no puedo evitar emocionarme por la gente que se ha ido, a otro sitio, a otra vida… Repaso fotos de años anteriores, paso lista de las ausencias y veo que algunos, como anticipándose al futuro, sólo han dejado esa imagen para el recuerdo que yo conservo en mi disco duro… El tiempo va diluyendo sus nombres, y ya empiezo a fallar cuando pretendo recordar cómo se llamaban…Piluca, Isabel, Mariano, María José, Esperanza, Cinta…y esta…me suena…pero…no sé…¿no era Ana?

Cuando hace frío en el presente, volver a los orígenes abriga el corazón. El tiempo pasa y no nos damos cuenta. Mi cámara recuerda que somos efímeros, etéreos, circunstanciales, disolubles, pasajeros… por eso quiero volver e escribir, porque cuando la memoria me traicione, releer estas palabras será la única forma de volver a despertar sentimientos diluidos en el pasado que no me resigno a perder.

(La Dama)

10 Gotas de Lluvia sobre mi Paraguas Rojo:

El Maestro de Esgrima dijo...

Me gustaría que tu cámara nos inmortalizara juntos algún día.

Tuyo x siempre.

La Dama de Abril on sábado, 20 de diciembre de 2008, 17:25:00 CET dijo...

Algún día ocurrirá Maestro, no quiero que desaparezcas de mi vida sin haber captado con mi cámara tu ternura.

Un beso.

sobalange on sábado, 20 de diciembre de 2008, 17:36:00 CET dijo...

amiga..
voce está com distimia? nao entendi direito..
também estou um pouco deprimida..
com terapia e medicamentos..
amo teu blog..
amo voce..
amo a vida..
besos....besos

La Dama de Abril on sábado, 20 de diciembre de 2008, 17:51:00 CET dijo...

¡¡¡Hola Sobalange!!!
No estoy triste es sólo que en estas fechas -Navidad- me pongo algo nostálgica, porque echo de menos a ciertas personas que ya no están conmigo, porque pasa muy rápido el tiempo...Es momento de reencuentros y de hacer balances, ya sabes... Eso es todo, pero me encuentro bien.
Y tú estás deprimida ¿por qué?¿Puedo ayudarte? Cuenta conmigo.
Espero que pases una preciosa Navidad y que desaparezca pronto esa tristeza.
Muchos besos, amiga.

Anónimo dijo...

La vida deja surcos que ni la más dura lluvia puede borrar. Y a veces pasa que nadie sabe bien como se producen.
Captar imagenes nos translada a un tiempo feliz, divertido, despreocupado tal vez, donde nadie, cuando pasan los años, desea bailar ya a ese son salvo nosotros mismos, recordando el instante, el amor que no pudo ser, el niño que sí fue.
Me alegra de que vuelvas a escribir. Ojalá yo volviese a encontrar ese ser pequeñajo y verduzco que se me escapa cuando recorro las calles. Él fue mi guía hace años pero lo perdí.
Tal vez tú me devuelvas esa magia perdida que se marchitó en el tiempo y ojalá seas el aire que necesito para volver a hacerlo.
Tal vez alguna vez podamos crear una canción juntos. Ya sabes que a mí las palabras no se me dan ya bien. Pero sí que podría construir una bonita melodía.
Ya sabes. Ahí queda mi oferta.
Todo es ponerse.
Un beso sincero de tu Rey.
-ReyArturo

Blas de Lezo on sábado, 20 de diciembre de 2008, 22:03:00 CET dijo...

Parece frío, como dices, frío por la nostálgica calidez que tus recuerdos trasmiten.
Escribes de forma cálida, con un calor que sería de seguro capaz de transformar el frío presente en el calor que añoras por perdido y en fuga.
Escribe, deja llevarte primero por la nostalgia y que contigo vaya, para dar paso enseguida a ese brillo que ya espera el sol para poder alumbrar.

Un beso, cálido desde algún lugar escondido entre cada fotografía.

Blas

La Dama de Abril on domingo, 21 de diciembre de 2008, 12:29:00 CET dijo...

Las fotos son la única forma de parar el tiempo, capturar momentos y conservarlos intactos para siempre. El resto lo pone el corazón cuando vuelves a verlas.
La inspiración Rey, no desaparece nunca, si acaso se queda dormida esperando tiempos mejores, pero está dentro de ti, sólo tienes que escuchar lo que te susurra. A veces habla bajito...pero la llevas contigo a todas partes.
En cuanto a esa canción...ya se está escribiendo sola,¿no te parece?
Un beso.

La Dama de Abril on domingo, 21 de diciembre de 2008, 12:45:00 CET dijo...

Hola Blas
Yo soy mucho de mirar atrás y ver el camino recorrido. Tengo crisis de los cuarenta prematuras desde que tengo uso de razón. El corazón es un cajón de sastre para los que tenemos demasiada memoria,porque los recuerdos ocupan parte del presente. A veces abrigan, pero otras congelan el alma...y no te dejan avanzar. Trato de mirar atrás con una sonrisa -ningún tiempo pasado fue mejor- pero no puedo evitar echar de menos cosas, olores, gente, sensaciones, ambientes, sentimientos, que se marcharon y que nunca volverán. La nostalgia es buena a pequeñas dosis.
Un beso.

Wildmushy on lunes, 22 de diciembre de 2008, 15:54:00 CET dijo...

Ya había leido este texto en tu otro blog, al final me han conquistado 4 de tus blogs XD. Sobre todo este y el de las cartas, los de cuentos y mitos son muy interensantes.
Un placer que te lo curres tanto y poder leerlos.

La Dama de Abril on lunes, 22 de diciembre de 2008, 23:02:00 CET dijo...

Gracias Wildmushy por tu fidelidad, por tus guiños en cada blog y por dejarme conocer tus sueños...

El placer es mío.

Un beso.

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada