Aquellos Maravillosos Años

martes, 15 de abril de 2008


"Siguiendo con la limpieza en mi memoria y en mis estanterías, ayer encontré los apuntes de la facultad. La Universidad trajo consigo muchas noches de insomnio, menos pestañas, más libertad, la misma dependencia, más ceguera, más ansiedad, más fiestas, más dudas, más conocidos, más soledad compartida... y un par de amigos auténticos.
Entre los apuntes había una nota en un post-it amarillo que yo misma escribí hace algunos años, cuando aún se me entendía la letra:
“Aquí reposa toda la sabiduría ajena que un día, hace seis años, empecé a aprender y que a partir de ahora empezaré a olvidar. Para disimular las lagunas las iré sustituyendo por la experiencia. Anoche fue la última de muchas noches que me desvelé estudiando. Anoche fue la última de muchas noches, que tomé Coca-Cola sin parar hasta las 6 de la mañana, encerrada en mi campo de “concentración”, un sitio donde me concentro mal y acabo con las uñas hechas un desastre ... un sitio que he llegado a odiar y que supongo que algún día echaré de menos, pero ese día no es precisamente hoy.”
–Un post-it convertido en toda una placa conmemorativa-.

Es curioso, he guardado durante todos estos años los apuntes, las carpetas llenas de poemas de Benedetti que copié en ellas y de haikus que los íntimos de Amor nº7 me escribían en aquella época.
ojos profundos
el mar de mis deseos
de navegante
*
tú ya partiste
en el cielo una estrella
brilla lejana
*
un organito
recorre la ciudad
del tiempo ido

He guardado las noches en el césped de Biología en las fiestas de la primavera, maullando canciones con una copa de más a la luz de una farola y si no he guardado las margaritas es porque no eran reales sino que florecían un viernes por la mañana después de clase, pintadas con una barra de labios en nuestras caras y se marchitaban a última hora de la tarde del mismo viernes en forma de churretón en las mejillas o en la frente.
He conservado todo lo que duran los amaneceres si te los tomas en un sorbo de café caliente, las prácticas en el anatómico-forense, los atardeceres en mi azotea, la vista de la ciudad de noche desde mi ventana, mi flexo, la envidia que alguna vez le tuve a los pájaros porque ellos eran libres, las fiestas en el Colegio Mayor “San Juan Bosco”, las risas, las lágrimas, pero sobre todo guardo amigos, a mis amigos de entonces, no muchos, acaso dos o tres, sólo a los incondicionales, a los que me escucharon, a los que compartieron conmigo su tiempo, soportaron mi malhumor y fueron mis cómplices...

Ellos tendrán siempre un lugar en mi maleta."

(La Dama)

2 Gotas de Lluvia sobre mi Paraguas Rojo:

Serena dijo...

Me encantan tus post. Qué pena que desapareciera tu blog antiguo, era una maravilla. Saludos de nuevo.

Jesús dijo...

Bello blog chica pelirroja

 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada